Nos parecemos tanto!!

Esta es la frase que me convenció que había encontrado a mi media naranja a los 17 años de edad cuando era enamorada de el hoy en día mi amado esposo, me acuerdo que cuando salíamos a comer yo pedía agua al ambiente y le comentaba que no me gusta el agua helada y el me decía a mi tampoco, también hablamos de que nuestra fruta favorita era la sandía, y que habíamos tenido de cierta manera una infancia muy parecida por lo tanto que yo pensaba que nos parecíamos mucho.

Durante el fin de semana qué pasó empezamos con un nuevo proyecto en casa y estando en Lowe’s argumentando por el color de la decoración que escogeríamos recordé aquella frase que me había dicho un sacerdote alguna vez “los amigos se parecen pero las parejas no” , entonces comprobaba una vez más que yo no era la media naranja de Diego, ni el la mía! Puesto que yo soy una naranja y el es otra.

Todo esto no lo entendía en los primeros años de convivencia, que por cierto fueron muy duros. Me di cuenta poco a poco que éramos muy distintos, ustedes me darán la razón si han tenido discusiones que en realidad son a veces boberías pero que cuentan mucho en el momento de una relación por ejemplo fechas importantes, comunicación, detalles, perdón, afectó, agradecimiento, etc.

Siempre va a ver uno que sea más detallista que otro, uno más sentimental que el otro, uno más pacifico que el otro, si me imaginan si ambos fueran iguales?? Fuera hasta aburrido todo el tiempo y eso es normalmente lo qué pasa hoy en día con los matrimonios, se casan, se aburren, y tristemente hasta los lleva al fracaso a mi también me pasó, y a veces aún discutimos pero tratamos de que el amor que nos tenemos no supere el problema por el que estamos pasando.

Los primeros años con mi esposo pasaba preguntándome si era mejor separarnos ademas éramos muy jóvenes (18 y 20 años) y también nadie nos había enseñado que era el matrimonio no teníamos ni idea en lo que nos habíamos metido y ya con nuestro primer hijo en medio de los dos.

Dando gracias a Dios con el paso de los años y la experiencia hemos aprendimos que el amor de parejas no es solo decir te amo sino también demostrarlo, que tener afinidades y cosas en común no es parecerse y que es ahí donde se demuestra que el matrimonio es una entrega total libre de egoísmo donde uno se ha hecho la promesa de hacer feliz al otro.

Tu pareja es tu balance, es el complemento a tu vida donde tu niegas algo por amor y de la misma forma la otra persona lo hace para verte feliz, es de parte y parte y si piensas que nunca lo va hacer te invito hacer el intento tu primero y sorprendas a tu pareja con algo que hace rato no lo hacías, coméntenme abajo alguna idea para yo también sorprender a mi esposo 🙂

✍🏽 Gaby Granda

Published by Gaby Granda

Hi, my name is Gaby, proud latina I was born and raised in my home country Ecuador but I found my happily ever after 12 years ago at New Jersey, his name is Diego and together we have 4 wonderful children. I'll be jumping into my 30s pretty soon, I am a mom and wife 24/7, part-time worker, and blogging is my ultimate hobby. Questions, recommendations, and opinions are more than welcome please leave me a message, I would love to hear from you.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: